blog de sara tapia

3 julio, 2016

Cuerpo, territorio de identidad: Inauguración

Filed under: aportaciones artísticas y literarias,Exposiciones — saratapia @ 18:55

El día 30, Flor Aldea y yo, inauguramos la exposición Cuerpo, territorio de identidad en el Restaurante Blanco y Negro de Oña.

Samanta, Arona, gracias por cedernos ese espacio que habéis dotado de un clima especial  y donde nos sentimos tan bien acogidas que el acto resultó muy entrañable pues, además, estuvimos acompañadas de un grupito de personas con las que se estableció una gran complicidad.

IMG_0611

foto de Flor Aldea

IMG_0637

foto de Flor Aldea

IMG_0642

foto de Flor Aldea

IMG_0653

foto de Flor Aldea

IMG_0645

foto de Flor Aldea

Y a mí me vino a la memoria este pasaje de mi novela Layla, que traigo a colación: 

Nunca fueron fotografías ordinarias.

Troceaba mi cuerpo y engrandecía cada parte. Lo adoraba.

O lo captaba en sus funciones naturales. Lo dignificaba.

O lo capturaba junto al suyo. Lo ennoblecía.

O me retrataba en la vida cotidiana. Me inmortalizaba.

Y me amaba.

Jorge Vásquez me había mostrado que mi cuerpo rezumaba vida por cada poro. Helena Freyecat me enseñaría a amarlo.

A amarme.

A amarla.

Junto a Helena aprendí a valorar lo físico. La materia. La carne. Sin olvidar la esencia inmaterial. Y me motivó a seguir indagando en mi sueño.

Fusionar naturalezas.

Hombre-mujer.

Mujer-mujer.

Humano-animal.

Cuerpo-alma.

Mujer-gata.

Yo.

Un yo trascendental.

Investigar sobre el momento en que la humanidad conquista su identidad. Sus identidades. La conciencia. La posibilidad de reflexión acerca de su existencia. El acceso a lo simbólico. En cualquier caso, la facultad de pensar sobre sí. Sobre el entorno. Sobre la especie en el tiempo y en el espacio. Por tanto, sobre su pasado. Sobre su futuro. De preguntarse y de cuestionarse.

Fundir naturalezas en la pintura y en el dibujo sintetizaba, de forma sincrónica, una realidad en toda su dimensión, como el Aleph de Borges. Donde cabe lo real y lo virtual. Lo que es y lo que no es. Lo que ya no es y lo que aún no es.

Junto a ella me aventuré en pos de los lienzos que a lo largo del tiempo han recogido en algún grado, en todos los formatos posibles según la época, indicios de la multiplicidad de las naturalezas. Cuerpos bellos. Cuerpos deformes. Cuerpos jóvenes. Cuerpos viejos. Cuerpos gozosos. Cuerpos sufrientes. Cuerpos vestidos. Cuerpos desnudos. Cuerpos vivos. Cuerpos muertos. Sobre todo, cuerpos de mujeres. Más o menos reconocibles en su proceso de trasmutación en hombres, animales, almas. O gatas.

Allí estaba. Cámara en mano.

© Sara Tapia (2015) Layla. Editorial Dossoles, pág. 134-136

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: