blog de sara tapia

21 julio, 2016

El viaje

Filed under: relatos... — saratapia @ 11:09

En otoño tendrá lugar el décimo aniversario de mi primera publicación, femenino plural. Aquí dejo un relato de ese libro porque tiene una estrecha relación con la temática de la exposición que se puede ver en el Restaurante Blanco y Negro de Oña (Burgos) hasta el 31 de agosto.

 

portada 1

Foto de Flor Aldea

EL VIAJE

Estaba sentada delante de un gran espejo. Tras ella, su pasado permanecía en la penumbra. Al frente, recortado por el marco plateado, se abría el camino hacia un futuro incierto. Su silueta se recortaba nítida, con contornos bien precisos, sobre la pulida superficie. Hizo un gesto leve con la cabeza, lo justo para asegurarse de ser la misma en el reflejo. Desnuda, se había desposeído del peso de su existencia, también de su memoria. Se enfrentaba, así, a la cruda realidad; preparándose para buscar la respuesta a una inquietante pregunta: ¿quién soy?

Creía que despojándose de toda referencia abonaría el terreno del cual habría de brotar su identidad. Por eso, la habitación, además de encontrarse casi a oscuras, estaba prácticamente vacía: salvo el espejo, una silla y ella misma. Previamente insonorizada y suficientemente caliente era el lugar ideal para realizar el viaje que tanto tiempo llevaba preparando y esperando.

A lo largo de su vida las oportunidades para emprender tan trascendental periplo habían sido nulas; siempre otras distracciones posponían el momento. E intuyendo la gravedad del paso que hoy daba, se había dejado engañar por el arrullo de acontecimientos de menor importancia. Simultáneamente, con el transcurso de los años, había hecho acopio del valor necesario para la monumental aventura.

Por la mañana temprano se había dado un baño caliente, queriendo desprenderse de todos los olores ajenos a su persona. Apenas había desayunado un té deslavado, sin azúcar, para no perder el sabor de sí misma. Deseaba que, por esta vez, y ya tomada su decisión, nada se interpusiera entre su determinación y su travesía.

Antes de penetrar en el sagrado recinto, materializó un complejo ritual, muchas veces imaginado, para expulsar, exorcizando, cualquier vestigio de recuerdo. Cerró cuidadosamente la puerta, dejando al otro lado los ecos vitales. Se mantuvo algunos segundos quieta mientras sus ojos se acostumbraban a la ausencia de luz. Cuando pudo vislumbrar su pálido cuerpo en la luna del espejo dirigió sus pies, avanzando lentamente, hacia él. Se contempló despacio, sin prisa. Se empapó de sí misma, se saturó. Predispuso su mente, acallándola; meció su pregunta, acunándola. Por fin se sentó.

Como todavía escuchaba los últimos rumores prendidos a sus oídos, trató de concentrarse en su propia respiración con los ojos entornados. Poco a poco el aire, rítmicamente respirado, iba silenciando los escasos ruidos que aún danzaban por su cabeza; hasta que sobrevino el silencio.

Siguió en esta actitud temiendo romper el sortilegio y fue perdiendo la conciencia de su propio organismo. Sentía sus límites cada vez más difusos, más inmateriales, al tiempo que la noción de su peso se iba transformando, transmutando. Se estaba convirtiendo en un latido cuyo origen se hacía, por momentos, más indeterminado. Abrió los ojos, hizo un gesto leve con la cabeza, lo justo para asegurarse de ser la misma en el reflejo, y los volvió a cerrar.

Notaba el pulso distanciarse, extenderse, aplanarse; mudarse en una superficie lustrada, en absoluta calma, sin principio ni fin. Olvidó el tiempo.

 

Entreabrió los ojos, como si alguien hubiera accionado un resorte, y vio la pulida superficie del espejo completamente vacía.

©  El viaje. En Sara Tapia (2006) femenino plural, Dossoles, pp. 57-58

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: